Los colores y sus personalidades

18:16

Empezamos la semana fuerte, con un post intenso pero a la vez creo que productivo. Dirigido a todos aquellos que tenéis dudas relacionadas con la utilización de un color a la hora de aplicarlo en vuestro hogar o lugar de trabajo. En este post y en los dos siguientes  os daré las claves concretas para poder guiaros a la hora de elegir el que mejor os convenga.



Hablando de colores no podemos obviar que este año el color pantone es el ultraviolet.

Cuando tenemos que elegir un color en un proyecto de decoración o simplemente queremos cambiar el color de las paredes debemos tener en cuenta como puede llegar a influir y/o afectar psicológicamente a la persona que habitará ese espacio. Si si, como lo lees. Los colores nos pueden afectar psicológicamente si no los elegimos adecuadamente para la habitación en si. O si no los combinamos correctamente. En lo que llevo de estudios siempre me han recalcado que lo mas importante en un proyecto de decoración es la iluminación y la paleta de colores que emplearás en tu diseño.


Son dos de los aspectos más fundamentales. También es cierto que dependerá de los gustos del cliente en cuestión. Porque como bien dice el título de este post, el color tiene personalidad. Se rige por una psicología específica. Y esa personalidad va ligada al cliente. Pero si queréis saber como escoger bien el color de una estancia, la pared a pintar, el color de los accesorios y la correcta combinación de ellos, seguid leyendo.


Los colores tienen un significado en general. Despiertan unas emociones según el objeto donde se luzcan. Primero hay que clasificar los colores en dos grupos generales: primarios y secundarios. Los primarios son el rojo, el azul y el amarillo. Los secundarios son el verde el naranja y el violeta. Resultado de estos dos grupos tenemos el rosa, el gris y el marrón. Es como una pirámide del revés que se va desglosando con miles de combinaciones. Como neutros (aunque hay quien discute que no se consideran un color propiamente dicho) están el blanco y el negro. Pero si que es cierto que sin ellos no obtendríamos el gris, resultado del blanco con el negro; o el rosa, resultado del rojo con el blanco.

Dicho esto, os describiré el significado de cada color anteriormente mencionados. Puesto que esto es un tema bastante extenso, y a pesar de que lo voy a explicar muy sintetizado, hoy empezaremos por los primarios: el azul, el rojo y el amarillo.:



El AZUL. Uno de los primarios. Es el color de la sabiduría. Transmite seguridad, tranquilidad, serenidad y confianza. Junto al verde y el rojo genera sentimientos de simpatía y armonía. Junto al violeta nos adentramos en la fantasía. Y con el negro, lo hacemos mas masculino. Es un color que ayuda a la concentración. Reflejo de la intuición. Su exposición prolongada y no adecuada puede llevar a la persona que habita en ese espacio a la depresión. Por eso es tan importante la psicología, que comentaba en la introducción, ligada al usuario de la estancia en si.

Pero por otra parte, al ser un color que ayuda a la concentración es ideal para zonas de trabajo. En habitaciones de niños seria ideal en tonos pastel, como el celeste o el azul cielo. Estos se podría combinar con toques de amarillo, naranja y rojo. Otro lugar adecuado seria el baño. El agua se simboliza con el color azul y por tanto así sumándole las cualidades de serenidad y tranquilidad, es ideal para disfrutar de un perfecto baño.


Como decía, el azul es el color del agua. Y este baño, completamente revestido en dicho color combinando diferentes texturas con los sanitarios en blanco, es el sitio ideal para acabar el día relajándote.



El ROJO, el color de la energía, del calor, de la pasión, del amor pero también del odio. El rojo es la denominación cromática mas antigua del mundo. Es el primer color que un recién nacido puede ver. Simboliza fuego, sangre y vida. Psicológicamente aumenta la frecuencia cardiaca y la testosterona. Por ello se suele utilizar para aumentar el rendimiento deportivo.
Es un color que se debe aplicar con cuidado, ya que puede provocar un estado agresivo en una exposición prolongada. También usado en exceso reduce notablemente el espacio. Es decir, la estancia parecerá mas pequeña. Si se combina con el negro, significa prohibido y peligro. Combinado con el azul y el verde puede reducir su energía y resultar un ambiente elegante. Con el amarillo logramos atenuarlo consiguiendo un anaranjado mas sereno. A pesar de ser el color de la pasión y amor, no es adecuado para dormitorios puesto que generaría un ambiente que no invite a la relajación y el sueño. Se puede utilizar en pequeñas dosis, como en detalles decorativos. Es un color que invita a comer, por ello es adecuado para cocinas o comedores. 


Una cocina en blanco puro, con una pared protagonista en color rojo. Serenidad pero calidez que invita a cocinar.


El AMARILLO es el color del optimismo, pero de los celos también. Invita a la diversión pero también a la traición. Es el color mas contradictorio. Ligero porque parece venir de arriba. Del Sol, de la  luz, de la claridad. Aporta calidez si se combina con el rojo y el naranja. Simboliza la alegría y la libertad. Es el color de los creativos. Está ligado al hemisferio izquierdo del cerebro. Por tanto, nos puede ayudar a la concentración, ser mas optimistas y entusiastas. Confiar en uno mismo. Pero, recalcando lo contradictorio que es, puede enfocarnos en la ansiedad, la impaciencia y la impulsividad.
A pesar de lo descrito anteriormente, es un color perfecto para la decoración. Por su luminosidad, su alegría y optimismo. Pero por sus connotaciones negativas es preferible usarlo en pequeñas dosis. Mezclarlo con el azul menguaría su efecto irritante y se haría mas sereno. Se puede aplicar en objetos decorativos que aporten a la estancia energía y alegría. En paredes es ideal para salas de estar, cocinas y zonas de trabajo. Ya que estimula, es cálido y acogedor. Como el rojo, se debe utilizar con cuidado en los dormitorios puesto que dificulta el sueño. 


Un salón con una paredes en amarillo pastel, combinado con un gris y mobiliario en amarillo primario, hacen de este salón un lugar calido que invita a sentarse.


Como habréis visto, la psicología del color en cuanto a la decoración es mas importante de lo que se cree. Hay que ser consciente del color que se elige, de cómo aplicarlo y si tendrá un buen efecto emocional.

En el siguiente post, describiré los colores secundarios: verde, naranja y violeta. Veremos los efectos de dichos colores y en que ámbitos los podemos aplicar.

Espero que os haya sido de utilidad y si queréis saber más, podéis dejarme un comentario aquí abajo 👇👇

¡Nos vemos el próximo lunes! 😉

Un saludo!

Fuente: "La psicología del color"- Eva Heller. Era EL LIBRO que siempre nos dejaba consultar la profesora para comenzar cualquier proyecto.

You Might Also Like

0 comentarios

Consúltame

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Colaboraciones






SOBRE MÍ

SOBRE MÍ
Hola, mi nombre es Estefania. Interiorista y Delineante. Mi carrera es totalmente vocacional. Tengo una parte creativa y otra técnica, soy imaginativa, muy manitas, polivalente e independiente. Me apasiona la Decoración desde pequeña. El interiorismo, la arquitectura y la construcción. Todas van de la mano. Con estas cualidades fundé Staff Steff. Para compartir y enseñar todo lo sé sobre decoración e interiorismo y los objetos handmade que hago. Encontrareis ideas decorativas, curiosidades, proyectos, trucos, consejos, tendencias, etc. Con el objetivo de que disfrutéis con mis trabajos y de ellos.

Mis Redes