Cómo influyen los colores en la decoración - Parte 2

13:45


Buenos días de Lunes,

¿Qué tal el fin de semana y los carnavales?

Hoy os traigo la segunda parte de la psicología del color. Hablaré de los colores secundarios: el verde, el naranja y el violeta. Y de cuales son sus mejores maneras de combinarlos y utilizarlos. Estos tres son resultado de la combinación de los primarios. 

VERDE


Empezamos por el Verde. El resultado de la combinación del azul y amarillo. Aunque antiguamente se le consideraba un color primario, por su conexión psicológica: por ser asociado a la esperanza y la buena suerte. A la fertilidad, la naturaleza y la vida. Por todas estas propiedades, es un color tranquilizador, que generar calma y alegría. Por lo general no cansa a la vista pero según su tonalidad, estimulará o refrescará de un verde mas brillante a un verde mas pálido respectivamente. No convienen usarlo en gran cantidad de espacio en la estancia, si no utilizarlo en muebles o accesorios decorativos. Y combinarlo con el blanco, el amarillo y el beige para apaciguar su intensidad. Con el dorado daras un toque de respetabilidad y riqueza.
Veamos a continuación su correcta utilización en cada estancia:
En el salón, sería buena su utilización puesto que es un espacio en el cual relajarnos y el verde contribuye a ello. Para esta estancia recomiendo mejor un verde mas pálido, como el aguamarina o el oliva. Aunque este último con mucha delicadeza puesto que aunque sea un color pálido, si se utiliza en una tonalidad intensa en un pared, puede provocar disminución visual del espacio.
En la cocina seria muy recomendado, siempre pensando en el usuario que hará uso de esa estancia, puesto que contribuye a controlar el apetito.
En el dormitorio, seria una gran elección por su propiedad calmante. En un color claro, se puede usar en las paredes, aunque yo siempre recomiendo darle protagonismo a una, normalmente el cabecero. También en los objetos decorativos: las cortinas, la ropa de cama.
Por último, en las oficinas o estudios, es ideal porque ayuda a mantener la concentración y a tomar decisiones difíciles.





NARANJA


El naranja, símbolo de vitalidad y energía. Puesto que es el resultado de dos colores cálidos: el rojo y el amarillo. La física del rojo y la mental del amarillo. Es especial porque une los opuesto rojo y amarillo y potencia lo común entre ellos. Su nombre procede de una fruta exótica por eso se le relaciona como un color exótico. También es el color de la diversión y del budismo. Ayuda a reparar los sucesos traumáticos, evita el temor al cambio, a la apatía y al aburrimiento. Su singularidad hace que no haya naranjas claros o fuertes. Altera nuestra percepción porque vemos menos naranjas de los que realmente hay y por ello se nombran elementos erróneamente con el predominante rojo antes que observar que es mas anaranjado que rojo. El atardecer, amanecer, los pelirrojos, el mental fundido, las tejas, etc. Es un color ideal para pintar salones, habitaciones de juegos o un estudio porque da sensación de alegría y a la vez calidez. En estancias con poco luz se podría utilizar un tono terroso pero combinados con tonos mas claros. De esta manera no se reducirá visualmente el espacio.

En cocinas, al contrario que el verde, sería ideal para estimular el apetito. Y tiene muy buena relación con la madera por lo que se puede conseguir una estancia muy acogedora.




Aunque esta estancia no se vea a primera vista relacionada con el color naranja, la pared de ladrillo visto sería de su tonalidad -como el ejemplo del color de la teja-. Combinado con un naranja brillante en sillas, taburete y el banco de la isla crea un espacio acogedor y cálido.



VIOLETA

El violeta, símbolo de la teología, de la magia, y del feminismo. El color del amor y de la compasión. Nostalgia. Depende mucho de su tonalidad, ya que es su variante mas clara es símbolo de lo espiritual y como he dicho antes, de lo femenino. Pero en su tonalidad mas intensa, puede contribuir a la tristeza y ser capaz de frustrarte. Por otro lado, es relajante y funciona muy bien para solucionar asuntos complejos ya que aporta la energía del rojo pero la estabilidad del azul. Por eso es capaz de equilibrar las emociones, generar armonía mental y estabilidad. Estimula la creatividad y la imaginación. Es un color que se puede utilizar en todas las estancias de la casa por todas su propiedades positivas. Siempre teniendo en cuenta su tonalidad y que combinan muy bien con blancos,  amarillos y naranjas. 








Espero que os haya servido de guía para comprender el significado de los colores secundarios y su mejor aplicación y combinación posible.

Como siempre os digo, si necesitáis hacer cualquier consulta podéis dejar vuestro comentario aquí abajo o en el formulario de contacto. Tanto este post como el anterior están muy sintetizados. Explicados de manera muy concreta. Y como cada caso es un mundo, os podría responder de manera individualizada y sobretodo, encantada.

¡Mil gracias por estar ahí!

¡Saludos!

Fuente: "Psicologia del Color" - Eva Heller.

You Might Also Like

0 comentarios

Consúltame

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Colaboraciones






SOBRE MÍ

SOBRE MÍ
Hola, mi nombre es Estefania. Interiorista y Delineante. Mi carrera es totalmente vocacional. Tengo una parte creativa y otra técnica, soy imaginativa, muy manitas, polivalente e independiente. Me apasiona la Decoración desde pequeña. El interiorismo, la arquitectura y la construcción. Todas van de la mano. Con estas cualidades fundé Staff Steff. Para compartir y enseñar todo lo sé sobre decoración e interiorismo y los objetos handmade que hago. Encontrareis ideas decorativas, curiosidades, proyectos, trucos, consejos, tendencias, etc. Con el objetivo de que disfrutéis con mis trabajos y de ellos.

Mis Redes